La cola no se toca 21


lacolanosetoca

No esperéis en este artículo una reprimenda moral al descubrimiento del cuerpo por parte del niño, que explora y explorará el suyo y el de amigos y amigas, no, no esa la intención de mi intervención de hoy.

Quería hacer referencia a esa obsesión transformada en deporte nacional de bajar el pellejo del pene a todo varón que se tercie y de abrir los labios vulvares a toda hembra que ose tenerlos mínimamente cerrados.

Al nacimiento el pene del bebé es útil para orinar, nada más, por lo tanto la naturaleza de provee de una capa de protección para evitarle contaminaciones o traumas en esa zona tan sensible y que se convertirá como dijo Woody Allen en su órgano favorito muy por delante de su cerebro. Ese glande cubierto por el prepucio abre lo suficiente para que salga la orina resultando una fimosis fisiológica en los primeros años de vida.

Poco a poco y según el niño va teniendo erecciones, alrededor de los 2 y medio 3 años, eso que os dice que al levantarse por la mañana le duele la cola, vamos que está empalmao y lo nota raro, pues eso hace que poco a poco la piel que cubre el glande se vaya despegando y pueda retraerse algo más. El proceso se culmina cuando la naturaleza decide que ese aparato sirve para algo más que orinar, entonces la suelta hormonal de la adolescencia hará que esa piel se haga blanda y elástica y adquiera las características de un pene adulto, testículos más grandes, pene más grande y piel del prepucio elástica y retraíble para dejar asomar al capullo en todo su esplendor, como si de un reclamo de celo de un macho animal cualquiera se tratara. Esa es su función aunque nosotros como cultura lo transformemos y limitemos para diferenciarnos de los monos.

Pues a veces no se sabe muy bien por qué y como venimos destacando en esta página, estas cosas se nos olvidan e imbuidos de un halo de poder decidimos que el bebé debe ser adulto y mostrar su glande al exterior para ser exhibido cual adolescente.

“¿Pa qué?”

Entonces se le somete a un ritual tribal de iniciación precoz con estiramientos, cremas, intervenciones y lo peor de todo cuando se le lleva a la enfermera o pediatra que decide cual chamán de la tribu ejercer el ritual iniciático de pegarle un tirón y rasgar las adherencias que quedaran o la protección que esa cola mantenía. Acto bárbaro similar a los rituales africanos o precolombinos que vemos en los documentales de La 2.

Dejadle la cola en paz! Esa herida o heridas que se le van haciendo, poco a poco desarrollarán cicatrices que harán un prepucio duro y no elástico con lo que le estamos abocando a ser operado de fimosis, pero porque nosotros se la hemos provocado, no porque el la tuviera en origen.

Por cierto en las niñas con la sinequias vulvares tres cuartos de lo mismo, dejádselo en paz que se abrirá solo cuando sea necesario y llegada a la adolescencia veréis como le cabe el tampax sin problemas.

Artículo publicado en la revista SER PADRES de enero del 2015 por el mismo autor

 


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

21 ideas sobre “La cola no se toca

  • Mamá sin oídos

    A mi hijo mayor con 18 meses la pediatra le bajó el prepucio salvajemente y acabamos en urgencias todos llorando con una balanitis de caballo. Siempre he pensado que tenía que ser un proceso natural, pero no me he sentido apoyada por los profesionales que insisten en que hay que ir bajándole el prepucio para evitar una fimosis.

  • Daidan

    Una cosa son las adherencias y otra muy diferente que no pueda bajarse la piel porque el agujerito de la piel no se lo permite. Estoy de acuerdo con que bajarlo a tirón es una cafrería, pero aunque solo sea por higiene y evitar una intervención quirúrgica posterior se debería de cuidar el pene como otra cualquier parte corporal.

    • Jesús Martínez Autor

      Cierto, fimosis hay, cuando el prepucio está tan cerrado que no puede ni salir la orina, o cuando tiene un anillo fibroso rígido se crea lo que conocemos como fibrosis congénita y que habrá que terminar operando o intentando tratamientos medicamentosos con esteroides. Pero recuerdo que la naturaleza es sabia y la mejor protección que tiene el glande es el prepucio que durante la etapa infantil lo cubre para evitar las agresiones exteriores e infecciones. No sé de donde sale eso de que tiene que bajar por higiene, es más al contrario. De hecho las circucisiones rituales cada vez quitan menos pellejo para preservar la función original del prepucio.

  • Daidan

    El cortar menos pellejo va en relación a la función sexual tanto al acto individual como al de pareja, cuanto más piel se tiene más juego hay y mas placer se tiene cuando se juega con el pene.Los americanos hace unos cuantos años cortaban el pellejo al 99% y todos los adolescentes tuvieron que masturbarse con vaselina o líquidos de función semejante.
    Si los niños y adolescentes no pueden bajar la piel la gran mayoría que hace pis de pie SE MEA FUERA, mientras q si puede bajar un poco el pellejo y aparece el agujero del pene ya puede enfocar directo.
    Si además hay algo de secreción próstata a o seminal se queda retenida entre el pellejo y el pene y hace que les pique la cola, por eso la mayoría de esos niños no paran de tocarse y rascarse la cola, no le pican los huevos.
    Un placer dialogar.

  • Gloria Colli

    Totalmente de acuerdo. Lo guardo para cuando toca explicar a los padres porqué no les mando nada para la fimosis, ni les recomiendo nunca retracciones del prepucio y por supuesto, no hago absolutamente nada con las sinequias vulvares de las niñas .

  • azahara

    Joder, y ¿por qué yo no encuentro ni un pediatra que me diga esto? porque los 3 o 4 pediatras que lo han visto en casi sus 4 años de vida me han recomendado ir tirándole, o directamente cremas que no he llegado ni a comprar, bajo la «amenaza» de la operación. Es cierto que lo tiene muy cerrado, y él se toca, pero sigue igual que siempre.

  • Miriam

    Holaa! Mi hijo tiene 14 meses y de momento siempre me han dicho que lo deje quietito,porque nosotros mismos hemos preguntado qué hacer ya que allegados siempre,desde poco después de nacer nos han comentado que sí que hay que tocarle y darle el «tirón» dichoso.
    Supongo que con 2-3 años serán menos los pediatras que sugieran dejar el pellejito quieto.
    Azahara te recomendó Eduardo insistir en el tirón..?

    • azahara

      Hola Miriam,

      con Eduardo no he hablado de este tema, porque no lo ha visto nunca (llevo a la niña a Eduardo). Pero le preguntaré, aunque con este tema ya tengo claro que mientras no haya problemas, «la cola no se toca».

  • Amparo

    Hola,
    Es la primera vez que escribo aquí, pero es que el artículo me resultó muy interesante porque precisamente ayer el pediatra de mi hijo de 2 añitos me mandó hacerle eso de echarle el pellejito para atrás (y con cara de que ya tenía que estar haciéndoselo). Según su explicación si no se le hace correctamente esa limpieza, se le acumulan restos de pis que luego pueden causar infecciones. De hecho lo llevé a consulta precisamente por eso, porque empezó a quejarse de que le picaba y luego se le puso rojita y un poco hinchada. El pediatra se la limpió un poco y le hizo sangre al echársela para atrás (momento que todavía no consigo olvidar). Se supone que ahora nosotros tenemos que hacerle lo mismo y echarle el terracortril.
    Hablé con otras mamás que al parecer ya se lo hacen a sus hijos, cosa que yo no sabía que había que hacer (mi marido sí ¡pero no tan pronto!).
    Al leer el artículo de «el médico de mi hijo» me parece de sentido común todo lo que dice, pero claro… ante una infección como la que ahora mismo tiene mi niño en la colita… me pregunto… ¿no será realmente necesaria esa medida de higiene?

    • Jesús Martínez Autor

      Una irritación exterior no es una infección, ahora que ha sangrado ya si hay una puerta abierta a la infección. El prepucio está ahí precisamente para proteger, si lo forzamos y lo herimos es cuando aparecerán las infecciones.

      • Amparo

        Muchas gracias por su respuesta Jesús!
        Lo cierto es que no estoy muy segura de que se tratase solo de una irritación exterior. Antes no lo comenté pero… el pediatra sacó pus al retirarle el pellejito, de ahí que hablase de «infección». Ahora se queja al hacer pipí, suponemos que por la herida que se le hizo. Y para echarle la pomada nos faltan manos… pobrecito…
        Estar estamos bastante desconcertados y no sabemos qué «debemos» hacer con la colita indefensa (aunque ahora coloradita) de nuestro pequeño…

  • Amparo

    Vale… ahora sí que me va a costar olvidar la consulta de ayer…
    Entonces… si usted fuese «el médico de mi hijo» y le apareciese por consulta y con urgencia una madre primeriza y algo asustada porque el niño se le queja de picores al hacer pipí y tiene la colita algo roja e inflamada… ¿cuál habría sido su diagnóstico?… para el niño, no para la madre…

      • Ana Piñon

        Hola! El pediatra forzó el prepucio de mi bebe de 15 meses. Lo llevé por que vi esa «bolita» que ahora se que era esmegma. Él sin consultar bajó el prepucio. Lo hizo sangrar y ahora
        Sufre cada vez que orina. Tengo mucha rabia, si me hubiese preguntado o por lo menos me hubiese dicho que haría algo así no lo hubiera permitido!

        Debería de haber una ley que proteja a nuestros hijos de esta salvajada para poder actuar en contra de estos pseudo pediatras

  • Lucía P.

    Hola, igual es muy tarde para dejar aquí un comentario, de todas formas me gustaría preguntar y a ver si alguien (Jesús o alguien con su experiencia) me pudiese contestar.
    Tenemos un hijo de casi dos años y medio y ahora que estamos retirando el pañal nos hemos dado cuenta que al hacer pis, sobre todo el primero de la mañana, se le hincha mucho la «cola», parece una bolita incluso, el no se queja, pero da grima verlo, la verdad.
    Su pediatra es de la opinión de bajárselo, pero yo tras haber leído este y otros artículos me he negado siempre a hacerlo,..Pero ahora al ver esto me entran dudas..Se lo bajamos un poco en la bañera?de ninguna manera igualmente??

    Muchas gracias!

    • Jesús Martínez Autor

      Siempre se está a tiempo de contestar, pero los casos particulares hay que verlos y tocarlos y eso el único que lo puede hacer es tu pediatra, confía en él. Lo escrito aquí vale para la generalidad, pero hay un 1% de verdaderas fimosis que habrá que tratar de una u otro forma, si ese es tu caso, precisa de tratamiento.

      • Lucía P.

        Muchas gracias Jesús, la verdad es que a día de hoy está muy muy cerrado, así que sí, pediremos cita para que lo valore, que además es lo que nos recomienda la pediatra. Hay manera de que la fimosis sea hereditaria. Gracias de nuevo!