Mi regalo de navidad


Papa Noel me ha traído una play station de esas de última generación con muchos gigas y varios juegos, vale que tengo seis meses, pero papá piensa que puede ser muy útil para mi desarrollo y estimulación de nuevas habilidades, me está enseñando dibujos y películas, además tiene una música que siempre me quedo dormido. Se ve que le gusta mucho mi regalo y yo se lo presto de vez en cuando. Mamá no parece de la misma opinión y el otro día mientras me daba de comer una cosa nueva que llama puré, le escuche que discutía con papá de la idoneidad del regalo, que se iba a quejar a papa noel, que iba a pedir ella para reyes no se qué, que si había que planchar, que si la lavadora, al final se enfadó y le dio mi cuchara para que intentara hacerme tragar el nuevo invento culinario.

Yo prefiero teta, pero mi amigo Jesús, el médico de mi hij@ le ha recomendado que ya con seis meses debería empezar a tomar otras cosas, como verdura, carne, fruta, cereales. Me voy a poner como un zurullo si tengo que comerme todo eso, así que he decidido seguir con mi dieta de leche que está mucho más rica. Papa viene otra vez al ataque con un artefacto parecido a mi cuchara, pero de forma rara como torcida, dice que es el último invento, lo llena de puré y me lo mete en la boca, ¡¡que me ahogo, será bruto!! Saco la lengua y hago pedorretas, no me gusta nada, esta raro, no sabe a leche, ¿como pretenderá que me trague eso si no está líquido? cierro la boca y giro la cabeza, soy más listo que él, no creo que consiga nada. Insiste ahora intentando engañarme con el chupete, se cree que soy tonto, ya me engaño ayer pero hoy no cuela. Llevamos media hora y papá esta desesperado, yo aguanto perfectamente, tengo mucho hambre pero se que ahora vendrá mamá y me dará teta cuando este pesado decida rendirse.

Por allí veo a mamá que viene de la cocina, debo reconocer que me gusta mucho la teta, pero como cocinera deja mucho que desear. Dice que se va a apuntar a un grupo de facebook de la thermomix, que no se lo que es pero que le va a ayudar mucho para hacer los purés, eso espero porque sino esta guerra puede durar mucho, si los purés estuvieran buenos y supieran a leche pues todavía podría probar, o por lo menos estuvieran más líquidos sin tantos tropezones. Ya llega, voy a llorar un ratito a ver si se apiada de mi y me da de comer de una vez. Buuuuuuuaaaaa……


Deja un comentario

0 Comentarios en “Mi regalo de navidad