Accidentes caseros 1


Hace ya unos días que el grifo del fregadero gotea y pierde agua por detrás, aparece en el suelo un charco que si bien no es mucho, ha producido ya algún incidente gracioso para nosotros pero no tanto para mi padre que dió un resbalón y terminó tumbado en el suelo. Esta mañana de sábado se ha puesto a repararlo él solo como si fuese un fontanero, error, es informático, ya os lo he contado y que yo sepa el fregadero no tiene cables ni botón de reset, así que no se que va a ocurrir.

Han pasado ya dos horas y el charco cada vez va peor, mamá no se la ve muy contenta y han discutido dos veces porque decía que lo arreglaría ella, mamá es muy manitas y arregla casi todo en casa, papá también pero ya os digo, cuando hay botones o cables. Resulta que ahora le falta una pieza y va de paseo a la ferretería con Veva y a mí me dejan aquí. Al principio me he molestado por preferir llevarse a mi hermana, pero lo he entendido rápido, soy un tipo listo, lo que quiere es que eche yo un vistazo a la reparación por si se me ocurre la solución, papá y yo nos entendemos y se que su orgullo no le permitiría pedirme que le ayudara, tengo 3 años.

Manos a la obra, un traje adecuado y seguro y veremos que se puede hacer, buena iluminación, una llave grifa un poco de ingenio, un toque por aquí, otro por allá y ya está lo encontré, pero si hay un grifo pequeño en la pared que está cerrado, no habrá nada más que abrirlo y ya está. Está muy duro, no puedo con el, le voy a atizar con la llave inglesa y verás, !!!!ay va ¡¡¡¡¡ se ha roto y se está saliendo el agua a chorros, se va inundar la cocina, uy, uy, uy, yo me voy de aquí corriendo. Mamá está en el jardín creo que no me ha visto, subiré a mi cuarto corriendo.

Han pasado diez minutos y papá no llega, la cocina tiene que estar ya como una piscina, pero si digo algo me la voy a cargar, mamá está con las plantas y no se entera, ay, ay, ay.

Por fin aparecen y Veva no se da cuenta y se mete hasta dentro todo encharcado y empieza a chillar, papá ven. Vamos todos corriendo a ver que pasa, cuando llego mamá esta con la fregona papá peleandose con otro grifo que llama general y entonces yo para despejar dudas digo, ¡¡hala papá, que bruto la que has liado!!

Esas miradas ¿Qué significan? Yo no he tenido nada que ver.


Deja un comentario

Una idea sobre “Accidentes caseros