Festividades y celebraciones

Ayer se celebró el día de Madrid y el día anterior el día de la madre y del trabajo, así que mi madre está muy contenta porque es madre trabajadora de Madrid. Festejos con la familia, primos y amigos estuvimos de comilona. No sé cual de los platos que comí, tres de paella, la ensalada o el haber repetido 4 veces de postre, el caso es que algo me sentó mal. Supongo que ha sido una intoxicación, con la ensalada me comí sin darme cuenta un trozo de cebolla y creo que ha sido la responsable. Por la noche empezó a dolerme la barriga en el centro, alrededor del ombligo, me sentía como un globo. Me fui a la cama y no conseguía coger el sueño, papá decidió entonces envenenarme del todo, me hizo beberme una manzanilla, infusión maldita donde las hubiere. Mis tripas se volvieron del revés, una serie de espasmos agónicos me recorrieron todo el cuerpo, vi una luz clara cegadora al final de un túnel y pensé en mi final, Veva dice que soy un exagerado que era la luz del baño a media noche que te ciega. ¡Ja! que sabrá ella lo que yo vi. El caso es que empezó a salir paella y más paella, ensalada, tarta de chocolate, milhojas, requesón y por fin mi helado favorito de pistacho y fresa. Adiós festejos.

Por la mañana me levanté tarde y me encontraba ya mucho mejor. Papá y mamá no tienen buena cara se levantaron pronto para llevar a Veva al cole y no parecen haber dormido mucho. Creo que me van a castigar por algo, me miran mal, no hablan, solo me han preguntado con cortesía que tal estoy, contestación escueta, bien gracias. La tensión se mastica en el ambiente, se acerca papá con algo en las manos, ¡oh no! Otra manzanilla no, prometo ser bueno, portarme bien pero otra manzanilla no, por dios. Quiero mi cola-cao, mi tostada y mi fruta. Comeré poco de cada cosa, lo prometo, pero otra purga no. Mis padres están más pasaos de moda que cine de barrio, no hay porque modificar la dieta, solo cuidar el estomago un poco comiendo pocas cantidades y frecuente, pero de todo. ¿Es que no leen el médico de mi hij@.?

4 thoughts on “Festividades y celebraciones

  1. Esther says:

    La manzanilla maldita, ja, ja, ja….
    a mí hasta el olor me molesta así que a mis hijos nunca les he torturado con ella,

  2. Marta says:

    Pues yo usaba la manzanilla hasta para las legañitas de los ojos… Y resulta que también es mala para eso, según la farmacia a la que fui el otro día. Que puede crear infección sino la tienen, me dijeron.
    Si es que ya nada es lo que era…
    Por cierto, yo era de las de dieta blanda a raja tabla… Hasta que el medicodemihij@ me abrió los ojos…
    Jesús, mis hijos te estarán eternamente agradecidos :)

  3. Inma says:

    Jesús: Desde que llegó tu “ayuda” al Centro de Salud, ya no eres elmedicodemihij@ pero te sigo leyendo como ves.
    Me encanta Manolo. Que no cambie…

    Gracias

Deja un comentario