Genoveva 5


Vine a este mundo a finales de agosto del año pasado, así que debo tener alrededor de 7 meses si las cuentas no me fallan, tengo sensaciones extrañas constantes, como si ya hubiera sido mayor, pero no lo recuerdo, son flashes en los que me veo crecido y teniendo diferentes experiencias que cuento como en un diario.

En estos siete meses he tenido siempre la sensación de que a mi alrededor había una presencia extraña, no os he hablado de ello, pero hay está. No se que es exactamente y la utilidad que tiene, mamá imprescindible, papá tengo mis dudas todavía para que vale, los abuelos vienen de vez en cuando, algún vecino también viene, pero lo que llamaremos la presencia, esta casi siempre. Hoy estoy decidido, voy a averiguar que es. No está ahora, pero cuando aparezca la miraré fijamente y no perderé detalle de lo que haga hasta que lo averigüe. No se como reaccionará espero que no sea un fantasma, o algo parecido.

Ya llega, no le voy a quitar ojo, está moviéndose por la casa, no para, hace ruidos y da golpes, camina deprisa de un lado para otro.¡Cuidado! hay viene. Le miro fijamente, entra en la habitación sigue deprisa y aturullada, no ha visto la mochila que hay en el suelo, tropieza y se cae. No se si está bien, pero me ha dado por reirme, entonces, grita: ¡Mamá, Manolo se está riendo de mi!

Se me ha cortado la risa repentinamente, mamá aparece a su llamada, la coge del suelo con todo el cariño y la tranquiliza y besuquea. Dios mio, ¿qué ocurre?¿Pero qué hace? Oye que estoy aquí, que yo tambien me he asustado, sácame de la cuna, buaaaaa.

¡Manolo, no seas envidioso, que tu hermana se ha dado un golpe y se ha hecho pupa!

No puede ser, mi madre ya no me quiere, prefiere a la presencia que no se sabe de donde ha salido. Eso me va a costar un dineral en psicólogos cuando sea mayor. Resulta ahora que tengo una hermana mayor, ya decía yo, nunca quise poner atención, en realidad siempre supe que debía ser algo así, pero estaba tan contento con una mamá solo para mí……………

Bueno, a lo mejor no es tan malo, también ella cuando yo llegué debió de pensar que le quitaba a su mamá, que ahora era mi mamá, ¡va! nuestra madre. Una hermana mayor puede dar mucho juego, voy a dejar de ignorarla. He averiguado que se llama Veva, me gusta, tiene 4 años y ya os hablaré de ella, seguro que nos ocurrirán muchas cosas juntos.


Deja un comentario

5 Comentarios en “Genoveva

  • Marta

    Ahora que mi segundo hijo tiene 20 meses, y ya puedo decir que empiezo a respirar un poquito, disfruto cada día viendo cómo se gesta la relación entre hermanos.
    Pasar con ellos las tardes es como tener sesión contínua de teatro y recibir chutes de sentido común a raudales. Aprendo cada minuto, viéndoles jugar y pelear, porqué somos como somos y porqué somos lo que somos.

  • martucha

    Ja,ja,ja… los hermanos son siempre un sembrao, pero muy bueno. Creo que Veva enriquecerá mucho la vida de Manolo y a la inversa. Me pasa como a mi tocaya, mi peque tiene sólo 10 meses, pero su hermano es un estímulo increíble, con él se ríe como con nadie y su hermano, de cuatro años y medio hace el ganso para él y le “cuida”.