Orgullo de padre 10


padre e hijo

Hace años venía conduciendo por la mañana mientras oía la radio, no recuerdo bien que emisora, o si, pero me da vergüenza a día de hoy decir que entonces la escuchaba porque era la más prestigiosa del país. Era un espacio de esos donde llaman los radioyentes para contar con gracia, poca o mucha, sus experiencias sobre el tema que el presentador ha planteado para la mañana. El tema, recurrente, eran los niños, cosas que hacen vuestros hijos y de las que un padre se siente orgulloso. Por cierto, en los comentarios agradeceré cualquier anécdota de vuestros hijos contadla y nos sentiremos orgullosos todos unos de otros.
Una madre contaba lo bien que hablaba en dos idiomas su bebé de dos años y medio, otra abuela el desparpajo recitando de su nieta de 6 y así anécdotas curiosas, exageraciones algunas y otras realidades de padres y abuelas henchidos de orgullo y satisfacción. En un momento dado, recuerdo la escena atravesaba Alcobendas aquí cerca de Madrid, una mamá orgullosa y graciosa relataba lo bien que su niño bailaba todo lo que le ponían, flamenco, clásico, moderno, de salón, incluso claqué, a lo que el presentador preguntó la edad del prodigio de niño, la madre que se había venido arriba, en su momento de gallina clueca contesto “27, mire usted” con el solaz regodeo de tertulianos y mi propia risa que coincidió con el paisano que conducía en el coche de al lado mío en el atasco, que también reía a mandíbula batiente. Nos miramos y ambos supimos que llevábamos sintonizada la misma emisora.
Sirva de introducción para decir que el sentimiento de orgullo paterno o materno por los hijos no acaba nunca, desde el primer balbuceo del bebé que el papá interpreta como su primera palabra dedicada a él y discuten si dijo “pa pa” o “ma ma”, o el primer paso atropellado, o la primera huella estampada en un papel y que sirvió como regalo para el día del padre y que todavía cuelga en una esquina del despacho a pesar de haber pasado los años.
Pequeños hitos que los herederos van alcanzando suponen para los progenitores algo similar a la frase de Armstrong, en astronauta, no el ciclista drogadicto, “Un pequeño paso para el bebé, pero un gran avance para el padre” o algo similar creo que dijo al pisar la luna.
Poco a poco los hijos van creciendo y van deparando a manos llenas alegrías y problemas, pero según avanzan y dejan atrás la adolescencia van predominando los buenos momentos recordados y se van dejando a un lado los sinsabores o situaciones atravesadas, llegando a otro momento diferente en la relación con los hijos.
La relación con los hijos siempre debe ser respetuosa, pero ahora la evidencia y los caminos elegidos propios hacen que los padres añosos tengamos que ser escrupulosos en el respeto a sus decisiones. Pero jamás nos quitarán la cara de idiota babeando el día que consigue su primer trabajo si hay suerte, o el día que deciden independizarse al fin, allí vas con la caja de herramientas por si hace falta o en cualquier cambio o decisión que puedan tomar o logro que puedan conseguir.
La celebración del día del Padre siempre me pareció un invento del Corte Inglés, un subproducto de la sociedad mercantilizada, pero este año decidí celebrar San Valentín por primera vez y me fue bien, me sentí bien, así que he decido cambiar mi naturaleza de gruñón y celebrar también el día del Padre ¿Por qué? Pues porque me siento orgulloso de mis dos hijos y porque quiero felicitar a mi Padre también, aunque la enfermedad del olvido no le permita recordar que él también se sintió orgulloso otras muchas veces.

Os pedía en comentarios una anécdota, un logro de vuestro hijos que os hacen sentir orgullosos. Para empezar pondré una yo:
Mi hijo acaba de hacer pública su primera aplicación para móviles, es un juego de adivinanzas para pasar el rato pensando, no juntando bolitas mecanicamente o diamantes frozen, es un juego que requiere atención y sería incompatible con el puesto de vicepresidenta del Congreso, se llama AdivinaMe disponible en google play gratis.

AdivinaMe - Aplicaciones de Android en Google Play

Esto sería noticia si fuera un adolescente que hace una aplicación de éxito que da millones, o ya ni eso porque hay muchos desde Zukenberg, pero yo hago como decía la señora del principio “tiene 24, mire usted, y tan orgulloso”.

 

Artículo publicado por el mismo autor en El Huffington Post

 


Deja un comentario

10 ideas sobre “Orgullo de padre

  • Naiara

    Muy buen artículo Jesús! Me he reído un rato. Yo soy bastante inutil con el tema aplicaciones y móviles, así que lo de tu hijo me parece una proeza tenga 24 o 54! Felicidades!
    Por mi parte, te contaré que mis hijas tienen 5 y 1 años así que las proezas no son de tal magnitud, pero una se siente muy orgullosa de muchas cosas, obviamente! La pequeña aprendió a caminar arrastrando una banqueta llevando una ortesis de abducción de cadera (un cuna splint, realmente incomodísimo andar con eso) y recuerdo que me sentí muy orgullosa porque me habían dicho que no podría ponerse de pie ni andar con ella.
    Y de la mayor, pues que por fin consiguió controlar sus nervios y sus impulsos hace unos meses y dejó de pegar… nos costó tanto… no es para sentirse orgullosa, pero bueno, el hecho de que ahora consiga canalizar sus nervios de otra manera me hace sentir bien.

  • Janine

    Muy bueno Jesús!
    De como nos sentimos orgullosos de los logros de nuestros hijos aunque se trate de cosas banales o sin trascendencia para la humanidad.
    Yo tengo dos, uno de casi 4 años y una de casi 10 meses. Y cada dia me siento orgullosa de ellos. Del mayor, por que con 3 años justos llego a su vida su hermana sin que nadie le pidiera su opinion. Y des del primer momento la ha acogido con todo el cariño del mundo. Sin mostrar celos en ningún momento.
    Y la pequeña… pues como da palmadas cuando oye la palabra mágica: “Muy bien!” Da igual que sean las 9 de la mañana que las 2 de la madrugada

  • Raquel López

    El día sábado mi bebe se dos años subido en la ventana de la cocina, vio el día hermoso que hacia y empezó a cantar la canción que le he cantado desde que tenia que asolearlo recién nacido “sal solsito, calientame un poquito….” Y tmb dijo todos los días de la semana en orden que es parte de la canción. Valió todas las trasnochadas, y todo el cansancio. Y ese mismo día una mamá de una compañera de mi otro hijo de 16 me llamo para decir si podía darle tutoría en mate, cabe destacar que siempre le a costado, pero este año empezó distinto el colé y vea ud hasta de tutor, y luego el mensaje de agradecimiento donde me decía lo has echó bien tu hijo es grandioso. Gracias Jesús por que nos permites hacer un alto en el camino y pensar que no lo hemos echó mal. Felicidades por tu hijo un orgullo!!

  • JUAN ANDRÉS FERNÁNDEZ MEDINA

    Qué bonita entrada… Justo el día en que mi enano cumple su primer añito de vida.
    Como para no estar tú orgulloso de tus hijos y yo del mío, jeje. Cada logro de cada día de un hijo es un hito en la historia de la Humanidad… Y un litro de baba de padre haciendo charco en el suelo.
    Un saludo

  • beatriz

    Jesus, yo me siento orgullosa cada dia de el ha sido un niño muy deseado tiene dos años, hace uno que anda y esta semana justo al hacer los dos, ha empezado a soltarse hablar, y hacer volteretas