Estoy de exámenes


En el horizonte se puede atisbar un barco de vela, se mueve arriba y abajo con el vaiven del oleaje, el mar esta picado y las fuertes olas…..no, el mar esta en calma, los movimientos del barco apenas se pueden apreciar en la lejanía, atraviesa mi campo visual de derecha a izquierda y al poco rato vuelve en sentido contrario, no hay nada, ni siquiera unas nubes que pudieran dar a mi percepción un nuevo encuadre, el barco ahora más cercano vuelve a encaminarse de derecha a izquierda, de un lado al otro, del otro al uno el tiempo pasa, en la proa se alcanza a ver al capitan con un gran embudo a modo de megáfono que grita:

!!!!Manolo estudia¡¡¡¡

Qué susto. Creo que me he despistado un poco, estoy preparando los exámenes, se acaba el cole dentro de muy poco y estamos todo los amigos un poco liados. Intento concentrarme y no puedo, el otro día en la biblioteca del cole apareció como de la nada un angel y me preguntó si podía sentarse en mi mesa frente a mí, se acabó, desde entonces no soy el mismo, mi mente está en otro sitio, la veo allá donde voy, no se como se llama, debe ser de 3º B o del C no la había visto antes. Sus ojos y sus pelos rubios (cuando uno intenta ponerse cursi dice cabellos, ….) pelos perfectamente desordenados, una voz suave y melodiosa, le miraba a los labios que se movían lentamente, pero no conseguía saber que me decía, mi cerebro estaba en otro sitio, sonaba como música celestial, como si un coro de querubines entonara una deliciosa canción.

De pronto se levanta de su silla, se acerca hacia mi, mi corazón se acelera y creo que se va a salir de su sitio, se inclina hacia mi para susurrarme algo al oido, se quita el pelo de la cara hacia atras con un suave toque de su mano, su aliento está ya en mi oreja y me dice:

¡¡¡¡Manolo estudia!!!!

Deja un comentario