Aprendizaje 2


No siempre se consigue lo que se quiere, lo he ido aprendiendo poco a poco en mis viajes a través del tiempo. Es como conseguir una gran burbuja duradera con el pompero, unas salen grandes pero se explotan rápidamente y otras más pequeñas duran más tiempo. No tengo ni idea porque ocurre esto, ni siquiera si significa algo o tiene algún valor lo que estoy diciendo, pero me he quedado absorto soplando el aparatito este viendo como se forman burbujas, como mamá protesta porque se mancha el parqué, como pasa el tiempo hasta la hora de la merienda y no ocurre nada.

Me ha costado muchas horas de aprendizaje, no es fácil soplar adecuadamente y que salga la megaburbuja, ni mucho, ni poco. Si das un gran soplido…..puff, ni siquiera se forma burbuja, si soplas muy poco tampoco se crea la magia de la pompa. Hay que ser preciso, una expulsión de aire constante, mantenida en el tiempo y sin grandes variaciones en la intensidad. Conseguir un caudal de aire sin babas, potente y sin estridencias es una labor que hay que madurar y perfeccionar. Ser un experto, un campeón de la especialidad me llevará mucho entrenamiento. Puedo dedicar varias horas al día a esto, perfeccionar la técnica, empezar a competir en campeonatos locales, luego ir ganando y poco a poco pertenecer a la selección nacional de pomperos, para salir al extranjero y conseguir ser campeón del mundo.

El problema es que pierdo mucho tiempo en el cole con cosas inútiles e improductivas, en clase no me dejan entrenar y los profes no potencian mis habilidades. En casa soy un incomprendido y no se valoran mis logros.

!!!!! Manolooooo deja eso y ponte a hacer los deberes ¡¡¡¡¡


Deja un comentario

2 Comentarios en “Aprendizaje