Privatizando mi centro de salud

Medicina Privada

Con esto de la marea blanca, las manifestaciones en las calles de Madrid defendiendo la sanidad pública, la huelga programada y demás, uno ha leído todo lo que le llega por correo electrónico, por redes sociales. El twitter no para, uno tras otro mensajes de adhesión, de dudas, de petición de información, de cabreo, de decisión y sensación de punto final.

Ha llegado a mis manos lo que va a ser la ley de acompañamiento a los presupuestos de la comunidad de Madrid 2013, es resumiendo el coladero de todo lo que afearía unos presupuestos, se aprobó en el 27 de diciembre entre turrón y turrón y se pretendió que pasara desapercibido. En el artículo 56 habla de la modificación parcial de la Ley 12/2001 de ordenación sanitaria, vamos que la sanidad como la conocemos ya no será más así.

El apartado uno ya dice que los centros de salud podrán configurarse como entidades con personalidad jurídica propia, osea de titularidad privada y en su punto 2 habla de que tendrán preferencia las sociedades de profesionales que ya trabajen en el SERMAS. Luego habla de requisitos y reglamentos pero yo me he quedado en este punto.

Me cuenta un amigo que si formamos una sociedad entre tres o cuatro tendríamos que poner un 5% del presupuesto del centro, para el nuestro que no es muy grande serían unos 12.000 € que puede ser una inversión aceptable, y con la pasta que nos de en contrato la consejería tendríamos libertad para gestionar, personal, asistencia, mantenimiento y organización, todo menos farmacia.

Pues ya está, manos a la obra empecemos por el personal:

1.- Los médicos, todos a la calle, contrataremos nuevo personal que sepa ingles y buenos conocimientos de informática y redes sociales, para un proyectito que tengo entre manos.

2.- Cobraremos una media de 4000 € netos mensuales, yo 5000 y ellos 3000, tendrán todos un ipad de última generación, esto es importante porque será la herramienta de trabajo, da muy buen aspecto y se tirarían a la basura o revenderían los obsoletos pcs de sobremesa actuales.

3.- En vez de 6 Médicos de familia creo que con 4 bien motivados sería suficiente, la pediatría que es lo mío quedarían 2 profesionales también médicos de familia o puericultores con un pediatra consultor de referencia, que acabarían su horario a las 6 de la tarde. A partir de esa hora un servicio de urgencias común. Ante todo la conciliación laboral y familiar.

4.- Todos dispondrían de agenda propia y la manejarían a su gusto en tiempo y espacios, teniendo que dar cada profesional las citas programadas.

Objetivo a cumplir inexcusable sería el ser absolutamente resolutivo, derivaciones a especialista y pruebas lo mínimo posible, son caras y se deberían ajustar a protocolos que aprobaremos, si se deriva demasiado se aplicará el punto número 1.

5.- Enfermería tendría personalidad propia, agendas e intervenciones independientes del médico, asumiendo el programa del niño sano, consultas propias como obesidad, hipertensión y otros programas de prevención y promoción de la salud. Veeenga, también tendrían un ipad si saben hablar ingles y tienen conocimiento de redes sociales. Salario por encima de los 2000 € sujetas a objetivos de desmedicalización y adelgazamiento de los programas, una o dos por turno serían suficientes.

6.- Otros profesionales que tendrían cabida en el equipo como unidades de apoyo a configurar serían la matrona, fisioterapeuta, odontólogo u otros que supusieran un ahorro de costes en derivaciones.

7.- El personal administrativo uno por turno, tendría en su descarga que serán los profesionales los que den las citas, además del call center o el cajero automático que instalara la comunidad, por lo que uno por turno puede ser suficiente para atender la puerta y papeleo. Bien estimulado por objetivos no deberían bajar en ningún momento de 1500€ netos mes, siempre que cumplan con estándares de idiomas y conocimientos informáticos. Debe ser el profesional más incentivado de todo el centro, es barato darle incentivos y todo el equipo depende de la cara que ponga, del día que tenga, si está contenta recibirá con buena cara y el cliente accederá a un espacio agradable, si le recibe con displicencia el espacio del centro se vuelve hostil.

8.- Solo se cubrirán bajas médicas que pudieran prolongarse más de 15 días, las vacaciones serán cubiertas entre el propio personal.

Esto habrá que pulirlo un poco, adecentarlo y presentarlo cuando se publiquen los pliegos de condiciones. El éxito económico está asegurado. Hay que irse olvidando de hablar de pacientes, a partir de ahora son clientes que engrosarán mi cuenta de resultados. Debemos aprovechar las oportunidades que la ley nos brinda, sentirnos agradecidos con un gobierno que facilita a los emprendedores como yo, el que podamos sentirnos integrados en un entramado financiero lider, que nos posibilite en un futuro poder extender nuestro modelo a otros centros e ir formando una red con una nueva forma de hacer y concebir la sanidad. Si sabemos comunicar, los clientes estarán contentos y sabrán apreciar su nuevo modelo y estarán igual o más satisfechos que antes, al fin y al cabo la población se alimenta de mensajes que hay que saber ofrecer.

Tercera semana de huelga por la sanidad pública

531830_270049853117727_1937398588_n

Entramos en la tercera semana desde que comenzó el conflicto. Lejos del desánimo la sensación es que

SE PUEDE

Se puede conseguir. Si al principio todos dudabamos de este colectivo que jamás había dado un paso adelante unido, donde siempre surgían fisuras, intereses de unos y otros, desidias, miedos, racaneria en definitiva, sin embargo en esta ocasión la voz es unánime de los profesionales, por encima de partidos y sindicatos, por encima de intereses puramente salariales, no hay izquierdas o derechas, no hay arriba o abajo, por encima incluso de lo meramente laboral surge una sensación de hartazgo de

BASTA YA

Los profesionales de todas las categorias han sentido como propio el ataque a la sanidad pública, creemos en ella como profesionales y como pacientes que somos o seremos. El sentimiento hoy después de dos semanas, después de 8 días de paro es que estamos dispuestos a llegar al final, con todo lo que hemos invertido en esto no lo vamos a tirar ahora que se ve como segura la solución.

Nuestros dirigentes están desconcertados, no se imaginaban lo que se les venía encima, su capacidad dudosa no esperaba una contestación en esta sociedad dormida, su intelecto mediocre les ha pillado con el pie cambiado. Intentan burdamente dividir, ofender hasta hacer el ridículo y apalancarse en el silencio a ver si pasan los días y se callan, una táctica muy mariana, escóndete que a lo mejor pasan sin verte. Pero no, ni nos callamos ni olvidamos.

A por la tercera o la cuarta semana, cada día más ilusionados porque el solo hecho de ver la unidad ya es suficiente estímulo para seguir.

Y seguiremos los profesionales en la brecha, animados por los pacientes y ciudadanos que nos apoyan y dan sus parabienes.

Los dormidos despertarán.

Los indignados en silencio saldrán por fin a la calle.

Gentes de otras comunidades se darán cuenta que Madrid es sólo es experimento para luego exportar y se unirán a la lucha.

Los cargos intermedios dimitirán por coherencia y decencia. Médicos que pasaron al lado oscuro volverán a ver la luz y recuperar su honor.

Medios de comunicación y tertulianos que por su afección al poder y su pura incompetencia no son capaces de darse cuenta de lo que está ocurriendo, caen también en la descalificación y la infamia gratuita que provoca risa y ridículo.

Las amenazas de la delegada del gobierno con su policia no darán más miedo, porque ellos también podrán ser enfermos algún día, porque nuestra armadura es la razón y la paciencia.

No conocemos más armas que los fonendos y el palote de mirar la garganta.

Daos cuenta, estamos defendiendo la sanidad de todos.

La marea blanca somos todos.

Segunda semana de huelga indefinida por la sanidad pública

vagabundo

Autorretrato, dentro de poco

“SE PUEDE”

Segunda semana de huelga, los tenemos acorralados, su necedad les delata, ni su control de los medios de información les hacen más guapos, al contrario cada vez que aparecen en publico es para denotar su estulticia y simplonería. Ni siquiera saben mentir, no saben lo que están diciendo como meros peleles manejados por hilos más altos nuestros políticos repiten eslóganes que ignoran su significado.

¿En quien confías en tu médico o en un político?

¿Como confiar en un programa político que está en la basura el mismo día que pasaron las elecciones?, mentira tras mentira, intentando repetir una y mil veces en las televisiones amigas un mensaje burdo para convertirlo en cierto a fuerza de repetirlo. No señores, no tienen credibilidad ninguna, si no saben gestionar la sanidad váyanse,  dimitan, recuperen un mínimo de decencia y marchen a su casa.

Señor conserjero Fernández-Lasquetty dimita, por su honor.

Señor González usted ¿que hace ahí?, nadie le ha votado, que yo sepa se voto a una señora, váyase también.

Seguiremos informando

Huelga indefinida, me disculparán que no les atienda

La sanidad madrileña está en huelga, protestamos para que no se desmantele un servicio público fundamental, uno de los pilares básicos de la sociedad.

Tú ahora no lo entiendes, es más ni siquiera sabes leer esto, quien lo lee es tu madre o tu padre que lleva más de una hora esperando en la sala y se ha leído ya todos los carteles hasta llegar a este. Se que puedes estar llorando o molesto por la espera pero quiero que tus padres te cuenten que Jesús, tu médico, igual que otros médicos de Madrid están protestando para que en un futuro puedas seguir confiando en él.

Aunque ahora esten enfadados porque no me han encontrado en la consulta como siempre y porque tienen que esperar que un compañero de servicios mínimos le atienda y se acumulen las esperas, tus padres te contarán que Jesús quiere poder seguir mirándose en el espejo por la mañana, quiere poder seguir mirándoles a la cara a ellos, quiere poder seguir mirándote a ti a la cara dentro de unos años cuando lo entiendas y poder decirte que esta sanidad que todavía tenemos la defendimos todos juntos a costa de mucho esfuerzo cuando aquellos donnadie de entonces quisieron ponerla en venta y liquidarla.

Pido disculpas, sinceras disculpas por los trastornos y esperas, por no atender como he hecho siempre, aunque me quitaran un 7% de mi sueldo a primeros de año, aunque no me lo hubieran subido en los últimos 5, aunque no me vayan a pagar la paga de navidad, aunque me hayan aumentado dos horas y media de trabajo semanal por el mismo precio en fin por ser un 30% menos rico (me parece indecente decir, más pobre). Esto no es nada nuevo, seguro que le ha ocurrido igual o peor a tus padres o a algún amigo suyo, pero yo no protesté por ello, ahora protesto y pierdo más dinero, porque quieren quitar algo que es de todos, quieren conseguir hacer negocio con la salud, igual que quieren hacerlo con tu colegio o con la justicia.

Pido disculpas porque no se cuando volveré a estar detrás de la mesa y me levantaré a saludarte, a chocar los cinco como hacemos siempre, depende de la terquedad de otros, mi determinación creo que es justa, creo hacer lo correcto y defender ideales honestos, creo sinceramente en la sanidad de todos, donde los beneficios vuelvan en forma de mejores servicios y no en forma de dividendos para accionistas.

Quiero que en el futuro si te pusieras malito poder pedir cualquier prueba o mandarte cualquier medicamento para que te recuperes sin tener a nadie que me diga que no lo haga porque es muy caro. Quiero poder recomendar a tus padres que te vacunen para evitar enfermedades sin que las tengan que pagar a precio abusivo. Qué porras, quiero seguir viéndote de vez en cuando, y no tener que vivir del paro.