De premios y hambre

La blogosfera pediátrica, que no se olvida de quienes peor lo están pasando, publica hoy en varios blogs el artículo de Rubén García Hijos de Eva y Adan del que mucho hemos hablado aquí y seguiremos hablando. En el podéis encontrar como se resuelve un compromiso adquirido, el de donar los 3000 eurazos del primer premio Merck al mejor blog de salud. El os lo cuenta mejor que yo.

El tiempo avanza, y también nos trae la hora de cumplir con los compromisos adquiridos, donar la cuantía del I Premio Merck al mejor blog de salud a la ONG elegida. Dada la cuantía del mismo y, tras consensuarlo con las coordinadoras del Grupo de Trabajo de Cooperación, Inmigración y Adopción de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), he optado por no dividirlo, así que los 3000 euros van de forma íntegra a… Save the children.

Y es que la ocasión es inmejorable, ya que hoy tiene lugar en Gasteiz-Vitoria la Jornada de la Sociedad Vasco-Navarra de Pediatría II Memorial Profesor Juan Rodríguez Soriano, en cuyo programa hay incluida una mesa redonda sobre Hábitos de alimentación saludables. Retos y propuestas, cuya apertura corre a cargo de Maite Aranzabal, pediatra y coordinadora del citado Grupo de Trabajo de Cooperación, Inmigración y Adopción de la AEPap.

Aprovechando dicho evento, Eva Silván, en nombre de la delegación de Euskadi de Save the children recogerá el premio, en un acto breve (fuera de agenda) en el que remarcaremos algunos mensajes que nos parece clave tener presente, especialmente en un día como este:

Maite, por su parte, en su presentación nos hablará de la situación del hambre en el mundo, de sus causas directas (y generalmente más en relación con lo que consideramos propiamente dentro del ámbito sanitario) y también de las indirectas, de esas que tiene que ver con los factores geográficos (agua, clima, composición de la tierra…), pero sobre todo con el modelo socioeconómico imperante (el modelo consumista, el despilfarro, el colonialismo económico, la corrupción, la situación de la cooperación y la forma de acercarnos a la pobreza). Tenemos como profesionales sanitari@s -tal como afirma en sus conclusiones- un lugar privilegiado para el compromiso en la sensibilización de la sociedad y de la clase política, porque existen políticas nutritivas concretas, baratas y evidentes en las que es preciso seguir invirtiendo e investigando:

One thought on “De premios y hambre

Deja un comentario