Yo no haré jornadas de 13 horas 11


Leo esta mañana una nota que publican los doctores Casado, para los que no los conozcais son un referente entre los médicos de Atención primaria de adultos por su ética y su buen hacer, aparte de su buen escribir. Hablan sobre las nefastas intenciones de la consejería de sanidad madrileña al intentar imponer jornadas de 13h de 8:00 a 21:00 en 16 jornadas al año, de manera que se puedan ahorrar los suplentes para vacaciones, bajas etc..

Cita Fernando Casado en su artículo de la Sala 3 una nota que recibimos ayer

NO HA HABIDO ACUERDO: la Consejería de Sanidad se reunió ayer con los sindicatos para negociar cómo se va a aplicar una de las medidas más contestadas: la ampliación de la jornada laboral de 35 a 37,5 horas semanales. Y si algo quedó claro en esa reunión es que el objetivo del recorte es “puramente de ahorro”, según varios de los presentes. Sanidad se mostró contraria a ampliar las jornadas media hora cada día, lo que supondría más tiempo de consulta o de quirófano.

En su lugar, propone doblar jornada. En los centros de salud, por ejemplo, médicos, enfermeras, auxiliares, etcétera, que trabajan en turno de mañana deberán hacer también algunas tardes, y al revés. “Eso supone la no renovación de contratos eventuales. Los trabajadores de un turno suplirán a los del otro en vacaciones, si están de baja o librando.

Y Salvador Casado escribe un contundente artículo en su “consulta del doctor Casado“, bien elegida la foto de un corredor de la muerte carcelario.

Plantear hacer un turno doble no es viable sin maltratar al médico y sin someter al paciente a potenciales peligros.

Yo me conozco, llevo mucho tiempo viviendo conmigo mismo y se que a partir de las 4 o 5 horas de consulta no soy nadie. No puedo mantener la misma atención al principio que al final, quizás el café a media tarde, alguna consulta relajada a media tarde o las revisiones del niño sano, que te exigen menos cerebralmente hablando, porque al fin y al cabo son niños sanos, me permiten acabar mi jornada decentemente.

Pero si tengo que trabajar 13h no habrá cafés, ni paseo, ni charla distendida que me soporte, mi cerebro empezará a oler mal y yo también, mi atención siempre distraída empezará a cometer fallos y la calidad de atención irá disminuyendo. Mi caracter se agriará y lloverán reclamaciones y puede que hasta denuncias, terminaré en los tribunales y apareceré en la foto que solitaria publica Salvador (por cierto que hace una señora ahí)

Cada uno conoce sus limitaciones y no me parece bien que mi empresa me maltrate y que además este empeñada en destruir la calidad de atención más aún. No creo ser un vago, no soy personal fijo, soy interino y no me sujeto a ningún sillón. No quiero ser catastrofista, solo contundente.

Yo, no haré jornadas de 13h.

Espero que no suene a fanfarronada, esto tiene una solución muy sencilla solo hay que decir NO, no hay que dar más vueltas al asunto, solo decir NO, si todos decimos NO a lo mejor es que NO.


Deja un comentario

11 ideas sobre “Yo no haré jornadas de 13 horas

    • CORA

      hOLA..PUES YO SOY PEDIATRA…DE LOS DE 14 HORAS EL SABADO Y OTRAS 8 EL DOMINGO..Y ROTA A LA CONSULTA EL LUNES…CON LA CABEZA HECHA UNA CROQUETA.DONDE HAY QUE REEMPLAZAR ESA BAJA MATERNAL??QUE ESTOY BUSCANDO UN TRABAJO NORMAL, PORFA….

  • Julio González Sánchez

    Estoy completamente de acuerdo contigo.Yo desde el viernes pasado,día 27 de enero,llevo 49 horas de guardia más un día de consulta.Ahora tengo algunos días libres y los necesito como el comer porque me encuentro cansado y de mal humor.Así no se pueden hacer las cosas ni medio bien.Y yo también soy interino..HAY QUE DECIR NO.
    Un saludo cordial.

  • maria

    Entiendo que los médicos esteís en contra de la jornada de 13 horas suena medieval, y me gusta que os acordeís de los enfermos, por que por ahora sólo se os oye hablar de sueldo, de horas de más pero poco o nada se nombra al paciente.
    En atención primaria os quejaís de las horas y como puede ser que en otras especialidades, como por ejemplo la cirujia, se permita trabajar en lo público y lo privado y operar por la mañana en lo público y por la tarde en lo privado hasta las 1o de la noche. y creo que sin desmerecer a ninguna especialidad, no me gustaría que me operara a las ocho de la tarde un señor que “en teoría” LLeva trabajando desde las ocho de la mañana.
    Y respecto a lo del cafetito a la mitad, yo por convenio 20 minutos y si descanso por la mañana no descanso por la tarde y punto y así muuuuchos españolitos y con jornadas de 10/11 horas a patadas y atrevete a dejar caer el boli a tu hora que veras verás…

    • jesus martinez

      María reconozco ser un privilegiado en mi trabajo 7 horas diarias no está nada mal. Pero es un trabajo que te exige mucho de cara al paciente, cada vez que entra un paciente nuevo es una historia que comienza y que merece toda la atención, da igual que sea el primero que el número 40, pero yo no doy de sí, mi cerebro se agota y no se responder igual a uno y a otro y creo que el que tenga conciencia y ética te admitirá lo mismo. El paciente se merece la misma atención entre a las 9 de la mañana que a la 1 o a las 6 de la tarde. Quizás depende de lo estresante que sea el trabajo y lo que tu te exijas en ese oficio.

    • Nuria

      No veo en qué puede beneficiar a los españolitos con jornadas de 10 horas que los médicos hagan jornadas de 13, ¿jodido yo, jodidos todos? A ver si uno de esos sufridos trabajadores tiene que visitarse con el médico de atención primaria que lleva 10 horas de consulta. Es un trabajo que exige su atención con cada paciente que entra por la puerta y los médicos también son humanos.
      No soy médico ni nada parecido, tengo un trabajo de 8 horas con su pausa para el cafelito, su pausa para comer y cierta libertad para organizarme las tareas a realizar. Primero las más urgentes o las que requieren más atención, conforme se acerca la hora de comer las más ligeras y por la tarde terminar lo que se ha empezado. Si tengo que quedarme a trabajar 2 horas más, me quedo.
      Siento que en tu trabajo las cosas anden tan mal, María, pero cuando voy al médico quiero que se me atienda bien y que esté razonablemente descansado para tratarme correctamente.

  • Tita

    Pues algo habrá que hacer, claro. Porque tampoco yo estoy dispuesta a que me atienda alguien que por cansancio ya no es capaz de pensar claramente.

    Aquellos que no tengan en cuenta la carga psicológica del trabajo mental, a lo mejor tendrían que reflexionar en lo “fácil” que resulta estudiar….

  • Felisa

    Hola a tod@s. Yo soy psicologa clinica y afortunadamente actualmente puedo desarrollar mi trabajo en el ambito privado. Me gustaria dar mi opinion:
    Todos los trabajos en los que los profesionales tenemos que trabajar con personas, tienen un alto riesgo de desarrollar Estres Laboral, principalmente los que somos sanitarios ( para nosotros los psicologos -por lo menos en el ambito privado- cada una de nuestras consultas, suele durar entre 45 y 60 minutos. En el ambito de una empresa unos 20 minutos. Cada consulta tiene su trabajo previo, abrir un nuevo historial y despues de la consulta cerrarlo y a por la siguiente)… decia que el Estres Laboral en las profesiones sanitarias es sumamente peligroso. De hecho, esta patologia surgio del estudio de las alteraciones emocionales y comportamentales en personal sanitario. Actualmente, se ha comprobado que se extiende a cualquier profesion que se desarrolle en el trato continuo con otras personas: comerciales, trabajadores sociales, medicos, psicologos, maestros… Estoy de acuerdo en que es una barbaridad imponer jornadas de trabajo de 13 horas. Si bien, creo que en los tiempos que corren, la salud (que contradictorio) y las condiciones de trabajo se estan dejando al margen del interes economico, y eso pasara factura. Por otro lado, y siento extenderme tanto, tambien estoy de acuerdo con Maria, somos muchos los profesionales que estamos sometidos a largas jornadas de trabajo tratando con personas que merecen toda nuestra atencion y nuestro saber hacer profesional, y sufrimos el llamado “burnout”.
    Espero que vuestra reclamacion sea oida, por vuestro bien, por el resto de profesionales que tambien sabemos lo que es, y sin duda alguna, por los pacientes/clientes, que se merecen una atencion de calidad.
    Un saludo y gracias por dejarme opinar. Suerte!

  • Teresa

    Yo no soy ni interina. Llevo desde enero del 2011 en la misma consulta de pediatría de tardes, con el mismo cupo. Primero un contrato de 6 meses, luego de 3 (mi cupo no se cogió ni en las oposiciones ni en el concurso de traslados), y desde septiembre, contratos de mes en mes (alguno de 15 días) porque están valorando si soy necesaria o no. Tampoco han cogido mi plaza en concursillo interno (plaza de tardes en un pueblo en el quinto c… del mundo, es lo que tiene). Mi último contrato, de 2 meses. Y sí, a mí también pretenden hacerme trabajar 2 horas y media más, o 16 días a 13 horas diarias… porque como soy funcionaria…. anda, no lo soy… pues les da igual.
    Comprendo que tener trabajo con la que está cayendo es un lujo, y más cuando, como a mí, los niños me encantan y mi trabajo me apasiona…. Pero YO NO VOY A TRABAJAR 13 HORAS. Y si pretenden que lo haga, prefiero renunciar al contrato. Porque hay cosas que NO SE DEBEN HACER, ni por nuestra salud mental, ni por la salud de nuestros pacientes.
    Y una vez desahogada, Jesús, ADORO tu blog, se lo recomiendo a todo el mundo (incluidas las mamis que quieren una segunda opinión, je,je!!). ¡Gracias por estar ahí!

  • Nacho

    Siento discrepar, Dr, pero veo con demasiada frecuencia personal sanitario que además de su jornada, engancha guardias y horas extras. Además de pasar consulta privada. ¿Se imaginan un piloto haciendo las mismas jornadas maratonianas? ¿Se pondrían en sus manos? ¿Deberían llevar los médicos un “tacógrafo” para conocer en cualquier momento cuanto tiempo llevan sin descansar?
    ¿Que pasaría si se prohibieran las horas extras y las semanas de mas de 40 horas?
    Siento generalizar, perdón.
    Un afectuoso saludo, mi experiencia con los pediatras en estos último años es mas que positiva. Cuando salgo de la consulta con mis hijos, el primero que mejora soy yo.