Palabrotas 4


Estaba yo repasando las noticias de la prensa diaria cuando me ha asaltado una duda existencial. Si mi vida hasta ahora se ha caracterizado por la intemporalidad, yendo y viniendo en una linea de tiempo zigzagueante, donde tan pronto amanezco con 10 años o con 10 meses, para volver a los 4 al día siguiente, entonces¿el periódico de cuándo, tendré que leer?

Me he encontrado este diario que tenía mi padre en el baño, habla de tierras lejanas con problemas, Japón llena de niños japoneses sufriendo porque la tierra se mueve por allí y luego se inunda todo destruyendo casas, carreteras y todo lo que había desaparece. Libia, llena también de niños libios perseguidos por un sa..tra..pa ¿Qué será esto? Debe ser una palabrota para insultar a un señor malo.

Ahora que sale lo de las palabrotas, ayer fuimos a ver a mi amigo Jesús, mi pediatra (El médico de mi hij@) nada importante, un pequeño accidente casero al intentar subirme para coger de la vitrina un vaso, se cayeron todos los de la estantería, muchos cristales, papá y mamá de los nervios, pero nada. No se muy bien a que me llevaron, hablaban de “actividad”, “no para”, “acaba con nosotros”, pero no entendí mucho. El caso es que Jesús estaba escribiendo en su ordenador lo que mis padres le contaban y de repente algo ocurrió con su programa nuevo y no debía ser la primera vez porque empezó a decir cosas muy raras, papá, que como sabéis es informático, le daba la razón y decía más palabrotas todavía. Debía estar mal de la tripa porque varias veces se refería a sitios donde se iba a cagar (con perdón) y luego debió perder la Esperanza porque se acordaba de ella y de sus amigos que la aconsejaban. No entiendo nada. Papá y Jesús hablaban de que había que hacer algo, que cuatro años más así sería el desastre, la vergüenza, la ruina de Madrid. Cosas raras ¿Por qué cuatro años?¿Qué van a hacer? No se, ya veremos…..seguiremos investigando.


Deja un comentario

4 ideas sobre “Palabrotas

  • Marta

    Yo cada vez estoy más alucinada… No sé como hay gente que la sigue votando, de verdad.
    Por cuestión de cercanía, estoy viendo lo que están haciendo con los nuevos hospitales (en especial el de Torrejón) y se me revuelve la tripa. Y luego la veo de visita, en la tele, con su sonrisa perenne. De aquí a unos años no sé lo que va a pasar, pero no me gusta lo que estoy viendo.
    Es que ya no le importa a nadie que los servicios públicos sean efectivos, “públicos” y que no primen otros intereses! Léase sanidad, educación…
    Total como tengo dinero (ni que fueramos Botín) llevo a mi hijo al concertado y al pediatra privado, y lo público para los pobres… Y qué buenos somos que les dejamos tener asistencia, y ecografías…
    Me llevan los demonios…. Qué sociedad les vamos a dejar a los nuestros…