Mi amiga Mercedes 1


¡Cómo me mira!. ¡Ese gesto!, me parece que la tengo en el bote. Hace poco fue San Valentín y le regalé una flor, en ese momento hice la foto. Yo siempre he sido muy enamoradizo, mi primer amor fue mi neonatóloga ¡Cómo me miraba cuando nací!. ¡Con qué cariño me ayudó a salir de mamá!. Su cara se me ha olvidado, hace ya seis años de eso, pero la sensación la tengo todavía.

Desde hace tiempo, ya en la guarde, conocí a Mercedes, también os he hablado de ella, es la de la foto, ¿guapa verdad? pues además es muy lista y sabe hacer todo muy bien, todos en clase están por ella, siempre sabe las respuestas cuando pregunta la profe, hace unos dibujos preciosos, juega bien al fútbol, no tan bien como yo, pero debo admitir que es en lo único que la gano, esto dicho con voz baja y que no se sepa. Además compartimos algunas peculiaridades, los dos nos hacemos pis en la cama por las noches, es fantástica, saber que tu mejor amiga y el futuro de mi descendencia, comparte contigo alguna característica, nos hace especiales.

Jesús, el médico de mi hij@, también os he hablado……perdón creo que me repito, parezco el abuelo, a mi edad. Le ha contado a mamá que hacerse pis por la noche no es ninguna enfermedad ni hay por que ocultarlo como si fuera la peste, en realidad, dice que en mi clase debe haber otros tres niños que a nuestra edad les pasa lo mismo.

Esto me ha gustado menos, creí que Mercedes y yo eramos especiales, si hay otros tres, como sea la boba de Barbi o el chulito de Juan, me voy a pillar una depresión.

Yo duermo con bragapañal porque mamá estaba harta de comprar colchones, ni con empapador ni nada, siempre rebosaba. Antes de acostarme no bebo mucho liquido para conseguir que sea menor la inundación y algún día que he conseguido levantarme seco nos ponemos todos muy contentos.

Hoy estoy eufórico, llevo tres días sin mojaduras y se lo he contado a todo el mundo, se que no es definitivo pero si lo consiguiera antes que Mercedes, me haría pis aposta y la esperaría el tiempo que haga falta.


Deja un comentario

Un comentario en “Mi amiga Mercedes